10 Consejos para conservar mejor tus fotografías

Hola a todos!!

Ya es mitad de semana, al menos de la semana laboral. ¿Qué tal lo lleváis?

En esta ocasión he querido documentarme acerca de las fotografías, sobre todo porque a todos quienes disfrutamos haciendo scrapbooking se nos dice todo el tiempo "hay que usar pegamentos libre de ácidos, papeles libre de ácidos y un montón de cosas libres de ácidos y ligninas" tanto y tantas veces, que yo al menos he llegado al punto de cuestionarme la razón. De ahí que surge la pregunta ¿cómo conservar mejor nuestras fotografías?

Todos tenemos en casa fotos del año catapúm. Ya sea de la boda de nuestros abuelos, padres, etc que son tan viejas, que incluso el álbum donde se almacenan es tan viejo como las fotos. Según el trato que se le haya dado a esas fotos, podemos encontrarlas en mejor o peor estado.

         
1931                                      1932                                            1938

El hecho es que, saber la razón por la cual nuestras fotografías se estropean, se decoloran, se resquebrajan, etc, nos ayudará a aprender como conservarlas en el tiempo de la mejor forma posible y así evitar que se estropeen nuestros valiosos recuerdos.

Entonces, cuales son los factores que influyen para que nuestras fotos no estén como el primer día.

Condiciones Ambientales: La humedad y la temperatura son dos de los principales factores por los cuales nuestras fotos se terminan estropeando. Por una parte tenemos que las altas temperaturas aceleran la degradación de las fotografías y la humedad hace que se vuelvan más vulnerables. Por no hablar de la exposición directa de la luz del sol que suele ser el factor por la que se decoloran las fotos.

Embalajes y envoltorios inadecuados: Aquí es donde entra en juego lo que nos dicen siempre acerca de "sin ácido o ligninas" pues estos químicos también estropean nuestras fotografías y por qué no decirlo, también los negativos. No hay que olvidar que el revelado de fotografías es un proceso químico, por lo que existe la posibilidad de que reaccione con otros químicos estropeando la imagen que hay plasmada en la fotografía.

Manipulación: Nuestros dedos están cubiertos por una fina película de grasa que nos protege de agentes externos, pero esa misma película de grasa hace que todo lo que toquemos quede, por decirlo de algún modo, "contaminado". Se quedan grabadas nuestras huellas y esa grasilla hace que la foto se vaya deteriorando, por la acumulación de grasa.

Procesamiento de las fotografías: Como dije en puntos anteriores, el revelado de las fotografías es un proceso químico, y muchas veces la calidad de la fotografía depende de este proceso. Como dato curioso, mencionar que las fotografías en blanco y negro tardan mucho más en deteriorarse, y las fotos a color requieren muchos más cuidados para mantenerlas intactas, por lo que algo debe haber en el proceso de unas y de otras que hace que su durabilidad y conservación sea diferente.

Entonces, con estos antecedentes, podemos dilucidar si nuestras fotos están en buen estado de conservación o no.

Por ejemplo. Si tenemos una foto puesta en un marco en el salón y los colores se ha deteriorado, es posible que haya sido por el efecto prolongado de la luz del sol o del calor. En cambio, si está manchada por sectores, puede que haya sido afectada por la húmeda o si se ha resquebrajado, puede que sea el calor. Eso en cuanto a una foto completamente expuesta en un marco, aunque también lo podemos llevar a las que están almacenadas en álbumes, agregando también, que muchas de ellas están guardadas en álbumes no aptos para su almacenamiento, ya que es relativamente reciente lo de los álbumes libres de ácidos, y aquí nos podemos encontrar con fotos que se han pegado de tal manera, que el solo hecho de quitarlas del álbum hará que la perdamos para siempre, aveces al tocarlas tienen esa textura gomosa y pegajosa que terminará por dañar la foto por completo.

Y así podemos seguir, pero ya sabemos cuales son las razones que estropean nuestras fotografías, por lo que también contamos con la solución para prolongar la conservación.

       
1964                                                           1949

Consejos para conservar nuestras fotografías.

  1. Almacenarlas en un lugar fresco y seco, de esta manera evitaremos que se deterioren por efecto de la humedad o la temperatura.
  2. Evita la exposición directa del sol sobre las fotos, ya sea si los almacenas en álbumes como si los tienes en algún marco decorando partes de algún espacio de tu hogar. La luz les afecta y las decolora.
  3. Manipularlas con guantes de algodón, con esto evitaremos que las fotos se contaminen con la grasa de nuestros dedos. Como dato, mencionar que los reportajes de boda modernos ya vienen con guantes de este tipo para la manipulación de las fotos, incluso con telas especiales para limpiarlas después de la manipulación. También evitar escribir sobre ellas, pero si es imprescindible, hacerlo siempre con lápiz, nunca con bolígrafo o rotuladores permanentes.
  4. Si son fotos muy valiosas para ti, haz copias. De esta manera podrás enseñar la copia y conservar la original en un sitio adecuado para prolongar su conservación.
  5. Una manera de curarse en sano es, digitalizar todas nuestras fotos. Es algo que requiere de mucho tiempo y dedicación, pero te garantizará la conservación de los recuerdos. Así si se deteriora por algún motivo, tendrás de donde echar mano para reemplazarla. Ahora es mucho más fácil, ya que la mayoría de la gente usa cámaras digitales, por lo que parte del trabajo está hecho. El verdadero trabajo viene cuando tenemos fotos en blando y negro sin copias ni negativos y la única solución para su conservación en el tiempo es escanearlas o hacer copias.
  6. Con respecto a esto último que he mencionado, también hay que tener mucho cuidado, puesto que antes también dijimos que se pueden estropear por el efecto del calor o de la luz, así que si vamos a escanear las fotos, que sea con mucho cuidado y sin pasarse, lo mismo con las fotocopias. Es mejor acudir a un profesional y que haga el trabajo bajo condiciones adecuadas.
  7. Guardar las fotos en álbumes o cajas libres de ácidos. Hay una norma dentro de la etiquetación de un producto que asegura que el producto que estás comprando no dañará tus fotos. La etiqueta debe indicar PAT (Prueba de actividad fotográfica). Y si somos nosotros quienes creamos el álbum de manera artesanal, procurar que los pegamentos, los papeles y adornos que usemos sean libres de ácidos y lignina. De esta manera ayudaremos a que nuestras fotografías se conserven por mucho más tiempo.
  8. Si tienes negativos de tus fotos, mantenlos en sobres libres de ácido (de ninguna manera los envuelvas en periódicos, ya que el ácido de estos los dañará) y etiquétalos para saber qué es lo que contiene y evitar manipularlos de más. Tú sabes, la grasa de los dedos...
  9. Se aconseja guardar las cajas con negativos o los álbumes en un lugar elevado, ya que si hay una inundación, la humedad puede afectarlas gravemente, por lo que tampoco se recomienda guardarlas en el sótano, ya que de por si es un lugar húmedo.
  10. Por último, guarda tus respaldos lejos de donde guardas los originales, de tal manera que no exista la posibilidad de que se dañen por la misma causa.
Y eso seria todo por hoy. Espero haberos ayudado y que estos consejos os sean útiles. Si tienes cualquier pregunta o duda, puedes dejarla abajo en los comentarios, que haré lo posible por responder y poder ayudaros.

Un abrazo!

Clau.-
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...